Buscar
  • Eco-Pet

VIAJAR TENIENDO GATO(S)

Actualizado: 16 de abr de 2019


Muchas veces se presenta la situación en la que debemos viajar y nuestros gat@s deben quedarse solos.


Ahora que se aproxima semana santa, es un momento en el cuál debemos planear no sólo nuestras vacaciones, sino también llega la pregunta de ¿Quién va a cuidar mi gato?


Cuando es cuestión de un fin de semana, por ejemplo de Viernes a Domingo o Lunes festivo, no debería haber mucho problema si le dejas suficiente agua, comida y arena. Los gatos tienen la gran ventaja de que comen lo que necesitan y se alimentan con pequeñas porciones durante el día y la noche, por lo que no debemos preocuparnos porque la comida se acabe en una sola servida.


En mi caso, cuando viajamos, les dejo un contenedor de comida y uno de agua, dos platos de comida extra y dos de agua, distribuidos en el apartamento (no se sabe que puede pasar, es mejor que sobre a que falte). Así me vaya por periodos cortos, procuro buscar a un familiar o amigo que me haga el favor de pasar y revisar que todo esté en orden, que se quede un rato con ellos, juegue y les limpie la arena. Si es por dos o tres días no es terrible que nadie pase, pero si son más días de viaje debemos revisar otras opciones que nos den tranquilidad a nosotros y a nuestros gatos.


Antes de analizar dichas opciones, hay que tener en cuenta ciertos factores a la hora de ausentarnos:


* En primer lugar, si nuestro gato es muy consentido y apegado, éste es un factor que debemos tener en cuenta, ya que puede que sienta más nuestra ausencia. De igual forma cabe aclarar que a pesar de que dicen que los gatos son independientes y poco afectivos; los que tenemos gatos sabemos que no es así, por lo que ellos sienten nuestra ausencia, se aburren sin nosotros.


* En segundo lugar, si tenemos más de un gato el plus es que se hacen compañía el uno al otro, por lo que el aburrimiento será menor y por ende sufrirán menos nuestra ausencia. En este caso, debemos tener en cuenta que entre más gatos debemos dejar más víveres.


* Debemos dejar terrazas, ventanas y cualquier conexión con el exterior cerrada, ya que sin nadie que esté pendiente es mejor evitar contacto con el exterior.


* Es importante dejar rascadores y juguetes disponibles para que puedan entretenerse en caso de que se aburran, o si alguien va a verlos pueda jugar con ellos un rato. También esto ayudará a evitar que al regresar haya uno que otro desastre.

Ahora, si nuestra ausencia es mucho mayor y no tenemos a nadie que nos haga el favor de visitar a nuestro gato día intermedio o cada dos días, máximo. Existen dos opciones existentes en el mercado de mascotas:


La primera es llevar a nuestro amigo a una guardería. Hoy es día existen hoteles 5 estrellas y otros más sencillos donde nuestro gato es ubicado en un espacio, dependiendo si es sociable, junto con otros gatos; en caso de que no sea así, puede tener su propio espacio con todas sus comodidades. Sin embargo, si estas considerando esta opción es importante tener en cuenta que los gatos son muy territoriales y siempre van a preferir quedarse en el lugar que conocen y donde se sienten seguros; por lo que existe una segunda opción, que evita el estrés de sacarlos de casa; recientemente han creado el servicio de "cat sitters" o niñer@s de gatos, éste es un servicio en el cual te asignan una persona que visitará a tu gato con cierta frecuencia y se encargará de jugar, alimentar, limpiar, peinar y hasta regar tus plantas por una hora. También realiza las tareas que le pidas, en caso de que tu mascota requiera un cuidado especial, por ejemplo. Cobran la hora diaria y puedes encontrar varias empresas y tarifas en internet.


Finalmente, también está la posibilidad de viajar con tu gato. En este caso debes saber que es mucho mejor acostumbrar a tu amigo a viajar desde chiquito, pues así es mucho más fácil que se acostumbre y lo disfrute. En caso de que no sea así, es importante tener un arnés y un guacal. En primera instancia debes ponerle el arnés e ingresarlo al carro dentro de su guacal. Si está tranquilo de esa manera, no hay que presionarlo y podemos dejarlo dentro del mismo, con el tiempo podemos permitirle salir, siempre y cuando haya alguien que pueda controlarlo, pues al inicio van a querer oler y moverse dentro del espacio para reconocerlo. Puede que maulle mucho y hasta jadee por el estrés y el calor, pero tu eres el encargado de transmitirle tranquilidad, seguro con el tiempo se irá calmando. Es importante tener la arenera a la mano y en lo posible que el tenga acceso a esta. Si es un viaje largo y con curvas puedes darle una pastilla que evite el mareo, en ese caso debes preguntarle al veterinario cuál y que dosis. Nunca auto-mediques a tu gato.


De este modo puedes ver que existen muchas posibilidades que nos permiten viajar tranquilamente y donde nuestro gato no es un ni una excusa ni un estorbo .


Feliz viaje y siempre dale mucho amor a tu mascota :)




0 vistas

Cel: 3158986948

  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

©2016 Diana Moreno