Mi nombre es Diana Moreno, soy bogotana y tengo dos hermosos gatos, Morelia alias Mori y Chimuelo alias Chimu. Ellos, no sólo hacen las pruebas de calidad de mis productos, sino que son quienes han hecho que tenga una gran atracción y amor por los felinos, ya que siempre tuve perros, los cuales también me encantan; en realidad, me gustan las mascotas en general. Podría decirse que gracias a ellos existe Eco-Pet.

Estudié Diseño Industrial, y cuando terminé la carrera mi interés eran dos cosas: La fotografía y los proyectos de intervención social, por lo que decidí estudiar fotografía y al mismo tiempo hacer una maestría en Estudios sociales, con énfasis en análisis y gestión de proyectos de intervención social. Mi meta en ese entonces era trabajar en proyectos sociales, tema que aún me apasiona. 

Hoy en día considero que la vida da muchas vueltas y nos va poniendo en el lugar que debemos estar, pues durante mucho tiempo busqué trabajo y poco o nada salía, trabajé en proyectos varios, como freelancer y hasta creé una empresa con una compañera de la maestría. Sin embargo nunca era realmente feliz con lo que hacia. Para graduarme de la maestría debía hacer una práctica y encontré una en la que tuve que viajar a campos petroleros del Meta a investigar sobre la discriminación de género en estos contextos.

¡Me encantaba la idea!

Fue en este punto donde no sabia que una pequeña gata de 4 meses iba a cambiarme la vida...

El día que regresaba a Bogotá, rescaté a Mori; en realidad siempre he sido muy empática y amante de los animales, lo digo porque en estos campos petroleros había no sólo una sobrepoblación de perros y gatos (por la falta de esterilizaciones) sino que, además, estaban en muy mal estado. Había tantos animales y tantas problemáticas con ellos que existía un programa de adopción que te permitía llevarte un perro o gato del lugar. Logré hacer la gestión para traerla a Bogotá en el avión que nos transportaba y comenzamos una nueva vida juntas. 

En resumen, y para no aburrirlos, Mori llegó para mostrarme el mundo felino (lleno de curiosidades y necesidades), fue ahí, cuando comencé a construir todo para ella y hallé otro aspecto de mi interés, y que comencé a abarcar inconscientemente, ya que todo lo que construía para ella era a partir de objetos y materiales que tenía a la mano, muchos de ellos, objetos que "ya no tenían ningún uso". En el momento en que investigué me di cuenta que era una problemática social y ambiental muy importante: la contaminación, la adquisición y generación de desechos desmedida... "desechos" como empaques, botellas, tarros, telas, maderas, entre otros. La generación de "basura" que cada hogar genera es abismal, y ahora pensemos: ¿cuantos hogares hay en tu ciudad?,  ¿en tu país?, ¿en el mundo?. Fue ahí, cuando comencé a experimentar con la reutilización de materiales para la producción de mis productos o empaques y de este modo aportar, así sea un poco, en la disminución de los desechos que terminan en las calles, los bosques  y los mares. Debemos saber que muchos de estos duran miles de años en descomponerse (si es que lo hacen) y es inevitable que esto afecte a cada uno de nosotros, así no lo estemos sintiendo... si no tomamos acción, va a llegar el punto en que si que lo vamos a sentir...

La realidad es que siempre he pensado que como profesionales, sin importar cual sea la profesión, tenemos o deberíamos tener el compromiso de aportar a nuestro mundo, y cuando digo mundo, es al planeta y a todos los que lo habitamos.

Con Eco-Pet logré unir mi pasión y mi compromiso tanto con el planeta como con las mascotas y sus dueños, aportar a la conservación del medio ambiente y retarme todos los días,  a crear y satisfacer sus necesidades y la de nuestro mundo. 

Gracias por leerme y querer conoce las manos de quien desarrolla cada producto que les llega a su hogar. 

Cel: 3158986948

  • White Facebook Icon
  • White Pinterest Icon
  • White Instagram Icon

©2016 Diana Moreno